12.12.2008

I cant’t look at you

Le pagaría con el sol, con las estrellas, o la luna
Le ofrecería su vida, su cuerpo, sus ganas
Le sacaría fotos en blanco, negro y color (todoenuna)
Le prometería voluntad, sonrisas y educación
Le jugaría a las escondidas, a la mancha, a la rayuela

Todo eso le ofrecería al duendecito que se sentó en su garganta hoy a la mañana barrendando de vez en cuando los sorbos de mate que ella, con incertidumbre, va tomando.

No sabe que hacer para neutralizarlo, y mientras el mundo gira y las personas se mueven no decide si prefiere alzar la frente y que el sol le pegue en la cara o descansar a la sombra por un ratito, refrescar las ideas, el porvenir y después ver que pasa.

Y mientras el mundo gira y los sentimientos se apilan, Kevin le canta que la procesión va por dentro.
Y mientras el mundo gira y las palabras no abundan, Liniers le dibuja una procesión que va por dentro. Y a veces también por fuera… pero hoy, va por dentro.

4 comentarios:

macanudas* dijo...

para mag, joaquín y pancho

Anónimo dijo...

Si no podés mirarlo, no lo mires. Vas a ver cómo empezás a abrir tu panorama y a divisar cosas que antes ignorabas.
Muy bueno Lu, as usual.

Juli

malena dijo...

me encantó el duende barrenando

duendediabolico dijo...

Gracias lu!
me gusto mucho, casi tanto como ese recital..
coincido con male, me encanto el duende..
por hay que matarlooooooooo!
ja
te quiero

Datos personales

Argentina
para que sepas, y leas, y veas y sientas