12.02.2007

La batalla entre el deber y el querer

Data aproximadamente desde el principio de la humanidad. Pero en mí convive desde hace unos 22 años.
Muchos la comparan con Waterloo, otros prefieren asociarla con la batalla de los órganos (cerbero vs. Corazón)


Por un lado nos encontramos con el ejército del deber, siempre bien organizado, con estrategias y pautas que cumplir.
Comandados por el capitán Súper yo, los soldados obedecen sin protesta. Se organizan en dos grandes tropas: por un lado la de la razón y las justificaciones, y por el otro la de la conciencia y las explicaciones. Bombardean con misiles en forma de palabras cuya función principal es marear al enemigo. Otra estrategia de uso predilecto son los razonamientos, esclarecimientos y discursos escasos de sentido.

Como contrincante, tenemos al ejército del querer, caracterizado por su falta de organización y su incoherencia constante.
Los capitanes son los gemelos : el odio y el amor, los cuales se llevan bastante mal. Sin embargo algunos insisten en que son las dos caras de una misma moneda.
Los soldados raras veces hacen caso, su falta de coordinación y coherencia los identifica.
Sus bombardeos en general se asocian con estallidos de lágrimas, gritos y en su defecto carcajadas.


...Y la angustia que empezaba a acumularse en el pulmón, escapa del cuerpo en forma de infinitas gotas.
Las palabras y razonamientos, por mas que intenten, no logran hacerse amigos de lo que sentimos.
Y el miedo se junta con la incertidumbre, y juntos provocan pánico.
Pánico a terminar lo que recién empieza
Pánico a empezar lo que nunca termina.
No podemos mirarnos, y cuando lo hacemos huimos, perturbando todo aquellos que las palabras dicen, diciendo todo aquello que las palabras no abarcan.
Tus silencios suenan a vidrio roto. Los míos a venganza.

Que la inercia sea lo que nos mueva no me gusta
Que la razón tenga razón, apesta

14 comentarios:

malena dijo...

¿La cursiva también es tuya?

¿Y cómo se logra la paz con esta constante batalla interna? ¿Con el yo?

Alfon... dijo...

"Las palabras y razonamientos, por mas que intenten, no logran hacerse amigos de lo que sentimos".
es el constante dilema ètico por el cual pasan mis delirios mas estùpidos, es el vaiven incesante de la razòn que no me deja sentir... Y el Superyo que suprime mis deseos, ¿y me estarè volviendo loca?
Saludos muy buen post!

macanudas* dijo...

"Tus silencios suenan a vidrio roto. Los míos a venganza."

bueeeena combativa, me gustó mucho esa parte (100% diezmu jaja)

no, en serio nena... muy bueno.
ya te dije, al final me dio escalos, vos me entendés.
es esa mezcla de cuentito, de ironía, de ternura, de realidad y ficción sin saber cómo se pasa de una a otra.

te quiero mucho mag.

macanudas* dijo...

Sisi, la cursiva es de la mismisima. Es una simple aplicación de dicha batalla a los conflictos de las relaciones humanas. Pero esta también puede desatarse en los comienzos de una dieta, en la decisión de salir un sábado cuando rendimos un lunes, en la invitación de ciertos cumpleaños familiares. "Deber o querer eh ahí la cuestión"

Con respecto a la paz, Sigmund esbozaría que el yo sería el encargado de intentarla. A mi no me sale. Si encontrás la manera ruego que me avises!

mlp dijo...

impresionante....

las cursivas por poco me matan!!

Muy verdad, es una eterna batalla, y yo pobre ilusa a veces me pienso que puedo encontrar el equilibrio de alguna forma.

Pero siempre esta ahi,
cruel la duda que me carcome pensando

qué hubiese pasado si hubiese hecho lo que quería,
o en su defecto lo que debía,

...y así me voy a los extremos; me tambaleo sin frenos...

Comparto.
Que la razón tenga razón, apesta.

Impresionante Macanuda.
Gracias.
No dejo de admirarte.

gua! dijo...

"que gane el quiero la guerra del puedo", dijo sabina.

conincido.

poshey de loxley dijo...

DIOSS TAMOS TODOS LOCOS?
jaja se
ahora no me acuerdo pero hay un fenomeno , un sintoma mas q nada, en la psicologia q define la tendecia de los locos por juntarse
si alguien lo saca x favor aviseme gracias.
volviendo al post.

diosssss!!!

deber y querer? me suena a esas cortas conversaciones q tengo con vos Lud x msn ! son mas cortas q barreras de autopista.

es un tema q nos tiene mal a todos me parece eh jeje..dios ley de atraccion como viene pegando jeje

en fin...muy loco por estos dias..y sin mas debo decirte....
q deberia ganar el querer...jeje pero...siempre hay peros...dios odio pensar en fin...jaja

Enjoy

Gabito Crónico dijo...

Creo que cuando cambiamos el "tengo" por el "quiero" (tarea poco sencilla), la actividad en sí se tiñe de otro color.

Si algo me quedó de "El día en que Niestzche lloró" es cuando él decide ser así y llevar esa vida, y no pensar que "fue y será siempre así"

De eso debe tratarse un poco la libertad, de decidir todo el tiempo y querer decidir.

lu dijo...

hoy tengo más ganas de querer que de deber.
hoy no le encuentro mucho sentido al deber.
y me siento bastante débil como para poder decidir.

me jode bastante que sentirse libre sea una batalla entre el deber y el querer.

gua! dijo...

(Siempre quiero, nunca debo)

Me acordé de sabina, no sé si tenía mucho que ver como opinión en sí misma..
Hay algo que se sabe, a estas alturas.. la ARBITRARIEDAD me puede, y creo que no soy la única.
habrá que ver si se complica menos el equilibro entre deber-querer.
(ojalá)


(soy enlatada. rayos!)

malena dijo...

lu*,
el deber nunca tiene mucho sentido
salvo cuando se trata de un deber en relación con el otro, un deber por el otro
nunca me gustaron los deberes

Hélène dijo...

Cerebro-corazón

No hay batalla. Es mentira. Yo estoy en la búsqueda del monismo perdido por este fucking occidentalismo.
Mi cerebro y mi corazón son míos, yo soy ellos, una, que a veces no quiere, y otras quiere, y muchas no sabe si quiere o no.
Libertad, libres para qué, para vivir sobreviviendo, para pelear constantemente por lo que es justo pero no llega, no alcanza, no viene.
Entonces de vez en cuando un poquitito de inercia, para creer que nos van llevando hacia adelante, creer, con el cerebro y el corazón, y mentirse también.

Me gustó mucho.

Alex Holzmann dijo...

muy buenooooooooooooooo

Johann dijo...

Ta barbaro, me encanto la manera de abordar la tipica lucha.
Aguante Ello!
Vamos carajo, abajo Super-yo!

Datos personales

Argentina
para que sepas, y leas, y veas y sientas